Doctrina militar y disciplina marcial 

Todas las enseñanzas, conocimientos que se enseñen en la CJC serán siempre supervisadas por nuestro personal cualificado, ex-militares y militares, sin olvidar la máxima de esta aventura: son chicos y chicas que vienen a descubrir el maravilloso mundo de la milicia, “jugando” a ser soldados.

Respeto al compañero y a la cadena de Mando

Se les enseñara la importancia que tienen los compañeros de “penas y glorias”, compañeros al principio pero que, tras participar en esta aventura en la que reirán y “sufrirán” juntos, se convertirán en hermanos… A la cadena de Mando, se les enseñará el respeto y la lealtad que se debe tener un superior, aplicable a la vida civil donde el respeto hacia nuestros semejantes,familiares, mayores, desconocidos…es una de las claves de un ciudadano ejemplar.

Disciplina

Se les enseñara la tan respetada disciplina militar. De como es la obligación de un soldado, incluso de un trabajador, de que se debe ser profesional ante todo, pues siendo disciplinado y profesional 

¡es como conseguiremos nuestros objetivos en la vida!

Como a todo militar, se les hará revista de uniformidad, que deberá ser cuidada por cada Cadete, de aseo personal, básico en cualquier ciudadano, aprenderán a cuidar el material con el que trabajarán, realizaran guardias cuarteleras, imaginarias, harán sus camas, etc.


Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados